Top

Social Media

Main navigation

Tomando las Aguas

Dolores de cabeza, de espalda, fatiga, síndrome de colon irritable, estreñimiento y mal aliento son algunas de las afecciones que la hidroterapia de colon (limpieza intestinal) puede aliviar – una suave irrigación del colon que elimina la materia tóxica y acumulaciones perjudiciales para la salud.

Las raíces de este tratamiento se remontan a la Antigua Grecia: la limpieza del intestino se menciona en el más antiguo tratado médico conocido, el Papiro Ebers de 110 páginas. En la Gran Bretaña del Siglo XX, la popularidad de este tratamiento tuvo sus altos y sus bajos, pero según la prensa, la Princesa Diana era fan, noticia que causó un gran resurgimiento. El Naturópata y Nutricionista Raaul Cohen tiene más de 20 años de experiencia como hidroterapeuta de colon titulado, y dice haber visto resultados excelentes. Su clínica está ubicada muy discretamente dentro del Iberostar Suites Hotel Jardin del Sol en Costa de la Calma, donde algunos de sus clientes se hospedan durante su programa de Dynamic Detox, programa de una semana de duración que incluye tratamientos de colon.

De madre española y padre francés, Raaul nació y creció en Francia, y luego vivió en Israel y el Reino Unido. Estudió medicina durante cuatro años en el Hospital Royal Free de Londres, y dado que prefería un enfoque holístico, se cambió a la medicina alternativa. Consiguió su BSc en microbiología (Universidad de Londres), un diploma en naturopatía (Universidad de Westminster), y es miembro de la Asociación y Registro de Hidroterapeutas de Colon (Reino Unido) y de la Asociación Británica de Medicina Complementaria.

Raaul podría ser la viva imagen de la hidroterapia de colon: es delgado, brilla con salud, y tiene pinta de ser más joven que sus 50 años de edad. Es animado, de carácter mediterráneo, encantador, discreto y tiene una pasión: “Me encanta ayudar a la gente con sus problemas.”

Su anterior Clínica Wellbeck en Londres y sus escapadas ‘Detox’ a un lujoso hotel en el campo en Escocia atrajeron a una clientela internacional y leal además de numerosas menciones positivas en la prensa. Salió en “Ruby’s Health Quest” (con Ruby Wax) en la BBC, y en publicaciones británicas incluyendo Vogue, el Sunday Times y GQ Active.

A finales de los 90, una breve escapada le trajo a Mallorca: “Sentí una conexión inmediata con la isla y decidí trasladarme aquí.” Creía que el clima sería más beneficioso para la desintoxicación y en marzo de 2001, inauguró su impecable clínica, ofreciendo terapias alternativas, hidroterapia de colon y programas de ‘Detox’ residenciales y no-residenciales. Casi una tercera parte de los clientes de su anterior clínica en Londres siguen utilizando sus servicios.

Yo estoy siguiendo la versión reducida de la desintoxicación en casa; preparando y consumiendo zumos frescos de verdura ecológica (remolacha, apio, zanahoria), almuerzos ligeros, caldo de verduras casero, agua destilada, las bebidas purificantes de hierbas de “polvos negros” elaboradas por Raaul, y una variedad de suplementos de vitaminas y minerales (incluyendo unas cápsulas de tónica de especias propias de Raaul). ¡Compro tantas zanahorias que los vecinos creen que hemos comprado un burro! Mientras tanto sigo teniendo tiempo para preocuparme de mi primer tratamiento de colon…

En la clínica me hacen una primera consulta durante la cual hablamos del formulario de salud y estilo de vida que he cumplimentado. ¿Cuántas veces voy al baño? “No las suficientes,” dice Raaul. “Como la mayoría de la gente,” añade. Tras una visita al baño, y haber sustituido toda mi ropa por un batín azul desechable, comprueban mi presión arterial y mi peso. Arropada en el diván de tratamiento escucho mientras Raaul me da una explicación detallada del procedimiento. Me tranquiliza el hecho de que el equipamiento parece bastante básico: un tanque montado en la pared, al que alimentan 32 litros de agua a temperatura corporal a través de dos unidades de filtro. En total se usarán casi 64 litros, una cantidad increíble.

Sin dolor y en cuestión de segundos, se aplica un espéculo de metal, templado y bien lubricado. Se adjuntan dos tubos opacos al espéculo: uno es para la entrada del agua; y el otro es para la salida de restos y deshechos.

“¿Has visto mi video?” pregunta sonriente Raaul, mientras señaliza una sección plexiglás por la que puede ver todo lo que va saliendo del tubo. Ha visto “de todo” durante los años – ¡hasta un anillo de oro! Yo prefiero la vista alternativa: la de yates en el mediterráneo que se refleja a través de un espejo inclinado en la pared.

El agua empieza a fluir hacia dentro y durante intervalos breves, se retiene con el cierre temporal del tubo de salida. Cuando empiezo a sentirme llena, inhalo y exhalo profundamente – la indicación que Raaul me ha dado para empezar a soltar el líquido. Me arriesgo y miro brevemente al tubo de plexiglás y me fascina lo que está saliendo de él. Raaul dice que es obvio que no mastico lo suficiente al comer: “¡Mastica, mastica, mastica!” es uno de sus mantras.

Durante la entrada inicial de agua, Raaul añade dos suplementos líquidos a través de un embudo (conectado al tubo entrante). El primero es herbal: brotes de alfalfa, semillas de hinojo, Nepeta, Discorea Villosa y Camomila, todo reposado durante ocho horas. El segundo es un derivado de linaza y semillas de cannabis. Durante la segunda entrada de agua, añade un “implante” de plantas: café ecológico (desintoxicante), arcilla de bentonita (elimina la mucosidad) o Ulmus rubra (por sus propiedades protectoras), según las necesidades del paciente. Cada líquido beneficioso se retiene durante dos minutos.

Seguidamente se vierten aceites de aromaterapia al estómago, y se aplica un agradable masaje en la zona abdominal para ayudar a despegar el resto de materia fecal. Raaul me recomienda el auto-masaje (“siempre en dirección contraria a las agujas del reloj”) en futuras visitas al baño.

Toda tarda unos 45 minutos, no experimento dolor, olores, fugas o –sorprendentemente- vergüenza. Me siento aliviada… en todos los aspectos. Tras una visita al baño, un vaso de agua destilada, y un suplemento de acidophilus (para ayudar a reemplazar a las bacterias buenas), me marcho – para hablar con otra de las clientas de Raaul.

Alice viene de vacaciones cada año y se somete al programa de Dynamic Detox: “He sufrido una gran cantidad de problemas de salud, y ningún médico me ha sabido ayudar,” dice. “Durante mis muchos viajes, había estado investigando la máxima desintoxicación para el cuerpo, mente y espíritu. Hace más o menos diez años, leí un reportaje sobre Raaul en Tatler y le busqué. Esto es para mí una pausa necesaria en mi vida increíblemente ajetreada… una revisión anual. Es una semana de desintoxicación seria, pero mi cuerpo responde bien y estoy en buenas manos, y en un lugar con mucha intimidad. Me siento afortunada de que Raaul esté tan cerca.”

Yo también. Tras la desintoxicación me siento mentalmente más nítida, más limpia por dentro y mi peso ha vuelto a lo que era hace una década. Estoy muy impresionada. Y con las recomendaciones invalorables de post-programa que me ha dado Raaul, y –sí- hasta una limpieza de colon de vez en cuando, mi intención es mantenerme así.

Raaul Cohen BSc MACH RT BCMA BCN
Iberostar Suites Hotel Jardin del Sol
07180 Costa de la Calma
Tel: +34 971 70 17 08
www.cleanbreaks.net

Esperamos que este artículo acerca del Tomando las Aguas te haya sido útil y que, gracias al mismo, puedas disfrutar de muchas estancias memorables en Mallorca.

Siempre nos alegra recibir tu opinión acerca del contenido de nuestra web. Por ello, no dudes en enviar comentarios aqui.

¡Disfruta de Mallorca!

abcMallorca

Pin It on Pinterest