Top

Social Media

Main navigation

Palau Sa Font, un hotel sin pretensiones

Un hotel con mucho corazón y carácter en el centro de Palma

Acogedor, cálido y con un estilo ‘hippy-chic’, el Palau Sa Font está en un palacete del siglo XVI. Es parte de la aún creciente oferta de hoteles boutique que se ha dado en Palma desde el año 2000. Muy apreciada por viajeros de todo el mundo, es ideal para quien busque un alojamiento hogareño en el casco antiguo de Palma.

Ubicación

Situado al final de la bulliciosa calle Apuntadors, en la animada zona de Sa Llotja, el Palau Sa Font está en el lugar adecuado: apartado del ruido y gentío que abarrota la calle durante la temporada alta, pero lo suficientemente cerca para que sus huéspedes disfruten del ambiente. Además, no está nada lejos de la singular plaza Sa Drassana, que antiguamente albergaba las atarazanas de Palma, de la Catedral o del paseo del Born, que cuenta con amplia oferta comercial.

Instalaciones del hotel

Al entrar en la pequeña recepción del hotel, a uno le invade la sensación de tranquilidad. El encanto mediterráneo está presente en cada rincón del establecimiento, en el pequeño patio interior, donde hay una fuente, o en la recoleta e informal cafetería, que permite observar cómo el amable personal se ocupa de sus labores.

Entre la rusticidad de los descuidados edificios colindantes, la piscina de la azotea ofrece un relajante oasis en el centro de la ciudad para disfrutar del sol y luego refrescarse con un baño. El hotel destaca por su torre de observación, un espacio único desde el que contemplar la ciudad y la Catedral, con una copa en la mano al ocaso del día.

Alojamiento

Cada habitación tiene un nombre que se ha plasmado en una obra de arte única que se halla en su puerta. Las estancias son muy sencillas; así quiso que fuera el arquitecto Hans-Jürgen Pahl, tanto al concebir el diseño inicial como al proyectar la reforma que se hizo varios años más tarde. Las catorce habitaciones tienen camas cómodas, algunas de matrimonio y otras individuales, además de un mobiliario fabricado con materiales de procedencia local. Las zonas comunes del hotel exhiben muchas piezas de arte, así que sorprende que no se encuentren también en las habitaciones. De reducidas dimensiones, los cuartos de baño tienen duchas grandes, están limpios y fueron embaldosados con material de la marca local Huguet.

Restauración

Aunque no tiene restaurante propio, el Palau Sa Font cuenta con una encantadora cafetería en la recepción. Sirve pan y repostería de un horno cercano, arroz con leche, zumo de naranja recién exprimido y varios tipos de café, todo en el bufé del desayuno. ¡No te pierdas las tostadas con mermelada de membrillo!

Cerca del hotel

El centro de Palma está literalmente a un paso de este hotel. En las bulliciosas calles de Sa Llotja hay muchos bares y restaurantes para deleitar y entretener a sus huéspedes, que también podrán llegar andando al atractivo paseo marítimo de la ciudad. Además, a solo diez minutos a pie, hallarán los principales puntos de interés turístico del casco antiguo de Palma.

Es bueno saber que…

Parte de las obras que engalanan las paredes del hotel pueden adquirirse. Entre ellas, unas artísticas postales de Palma y de Mallorca.

Por qué alojarse aquí

Por su atención al producto mallorquín, que permite que los huéspedes del hotel experimenten el modo de vida isleño en el centro de la ciudad, cerca de todo lo que cualquier viajero querría visitar.

Esperamos que este artículo acerca del Palau Sa Font, un hotel sin pretensiones te haya sido útil y que, gracias al mismo, puedas disfrutar de muchas estancias memorables en Mallorca.

Siempre nos alegra recibir tu opinión acerca del contenido de nuestra web. Por ello, no dudes en enviar comentarios aqui.

¡Disfruta de Mallorca!

abcMallorca

Pin It on Pinterest